Pepe Pereira

El optimismo conduce a la paz, la alegría y la victoria. Pepe Pereira Pinto

José Pereira nació en el bar de la pequeña estación de Filgueira, en el seno de una familia sencilla, y vivió una vida intensa y singular como pocas. Sus memorias son de cine, pero también son un ejemplo de valor y de solidaridad entre los hombres, una guía excelente para alcanzar sueños en el mundo de los negocios sin perder la humanidad. La fuerza y el trabajo fueron sus motivos de vivir, y la confianza en el ser humano fue su credo. Su vida es un mensaje de optimismo, coraje, decisión y ausencia total de miedo. Su intención siempre fue crear riqueza, no hacerse rico. Y logró ambas cosas.

“Fui criado en una sociedad en descomposición, la guerra civil se había terminado ese mismo año y faltaba de todo, así que desde pequeño sentí esa necesidad de espabilar para ganar dinero y ayudar en casa. Todo era muy difícil a causa de la pobreza pero al mismo tiempo, como todas las cosas hacían falta, todo el mundo salía adelante. España era un país muy sufrido, eso es lo que yo percibía: silencio, abnegación, sufrimiento… Todo esto forjó mi carácter soñador y emprendedor. La necesidad marcó mi existencia hasta tal punto que incluso ahora, cuando me siento un poco cansado, sigo imaginando nuevos negocios y cosas nuevas. Es cierto, me gustan las cosas nuevas. Pero entonces en Filgueira no había nada nuevo. Recogía lo que encontraba: suelas de zapatos viejos que luego vendía o intercambiaba por cosas necesarias. No paraba de inventar negocios, me las apañaba comerciando con cualquier cosa.

Volvería a repetir todo lo mismo que hice, desde el mismo día que salí de Filgueira a recorrer mundo. No le guardo rencor a nadie, ni a los que me han robado, me han faltado al respeto o han abusado de mi confianza. He ganado y he perdido, pero no me arrepiento de nada. He muerto muchas veces, pero también he vivido una vida intensa. ¿Una vida? ¡Hay mucha vida!

Estoy de acuerdo con Sócrates: El hombre tiene siempre más futuro que pasado, incluso en su lecho de muerte.

La vida no termina aquí.”

 

Le hemos dedicado un BLOG a Pepe Pereira

https://www.memoriasediciones.com/el-legado-de-pepe-pereira/