Lydia del Carmen Ruiz Aboy

Cuando abuela hacía la siesta, yo entraba de puntillas para mirar las trenzas y acariciarlas. Un día se hizo la dormida y me atrapó con las manos en la masa:
-Nanita, ¿qué estás haciendo? -me dijo.
-Abuela -le respondí- ¿De quién son estas trenzas?
-Esas, hijita, son las trenzas de mi mamá.

Lydia del Carmen Ruiz Aboy, La Habana, Cuba.

Esta es la historia de Lydia del Carmen, una mujer que vivió en una dictadura. Su nacimiento se remonta a 1937 y su primer recuerdo a los nueve años, cuando se enamoró de un cura. Princesas fugitivas, predicciones gitanas y persecuciones en La Habana, antes de 1959, son algunas de las increíbles anécdotas que atesora esta mujer, demostrando que hasta la persona más sencilla tiene una vida que merece ser contada.