Angel Bereje

Después de formarme como periodista y guionista, una crisis existencial me llevó a replantearlo todo. Tuve la idea de refugiarme en Francia unos meses para que mis abuelos maternos me contaran la historia familiar. Pero mi intención no llegó a materializarse. Ambos murieron en un lapso de unos meses. La rabia por esa ocasión perdida me inspiró para ofrecer mis servicios como escritor de vidas ajenas.